¿Por qué salir de mi zona de confort?

Alguna vez todas hemos pensado en cómo salir de nuestra zona de confort, esa rutina compuesta por todas las cosas buenas y malas que nos pasan a diario y ya estamos acostumbradas. Esa misma rutina que no nos permite cuestionar, pensar y tomar decisiones activas y nos hace sentir bloqueadas para interactuar con el mundo nublándonos el sentido de nuestra vida y haciendo que nos movamos por inercia.

confort-692x380.jpg

 La zona de confort es esa burbuja en la cual nos resguardamos para que todo siga igual porque le tememos al cambio. Somos facilistas y seguimos ahí, vegetando y esto se nos ha convertido en un hábito… Debemos actuar antes de envejecer, buscar nuestra estabilidad emocional y solo lo lograremos saliendo de nuestra zona de confort.

Debemos tener en cuenta que el primer paso es un reto muy alto, debemos cambiar el chip, porque nos estamos perdiendo de todo lo extraordinario, no salir de nuestra zona de confort es prácticamente renunciar a la vida; si aún no estás convencida, aquí hay otras 10 razones para que te animes a salir de tu zona de control:

wallhaven-29488.jpg

 

  1. Descubrirás tus capacidades.

Es sorprendente todo lo que podemos llegar a descubrir acerca de nosotras mismas cuando nos atrevemos a hacer algo que se sale de lo habitual. Cuando te planteas objetivos que pensabas que eran imposibles y logras sacarlos adelante. Tenemos muchas habilidades y destrezas que están ahí, dormidas, esperando una ocasión para manifestarse y tu eres la única responsable que puede hacerlo realidad.

Solo las situaciones excepcionales nos exigen lo mejor de nosotros mismos. Y ahí es cuando descubrimos que podemos hacer mucho más de lo que creíamos. Salir de tu zona de confort te abre a un mundo nuevo.

  1. Serás más flexible.

Salir de tu zona de confort te enseñará nuevas formas de mirarte y de mirar tu vida y te volverás más adaptable ante cualquier situación difícil. Percibirás un punto de vista más amplio, y lograrás ver muchos ángulos de la realidad, tal vez más provechosos e interesantes.

  1. Tendrás mayor confianza en ti misma.

Solo necesitas un poco de decisión, serás capaz de hacer muchas más cosas de lo que creías, inmediatamente aumenta la confianza en ti misma y comenzarás a realizar todo aquello que en un principio tenías miedo.

Tus actuaciones serán más certeras, sabrás que puedes ir mucho más allá de lo que te imaginabas y sentirás mucho más aprecio por lo que eres.

  1. Te quitarás muchos miedos.

Nos sentimos llenas de miedos y esto bloquea nuestras acciones, cuando te llenas de miedo, no quieres intentar nada y como no lo intentas, el miedo se enquista y crece.

El solo hecho de actuar disipa el miedo. El temor se va diluyendo a medida que se avanza, Lo único difícil es comenzar; si lo haces, notarás cómo muchos de esos grandes temores desaparecerán.

descargabn.jpg

 

  1. Sentirás que tu vida es más emocionante.

Atrévete a sentir la sensación de aventura y desafío a tu vida. Las rutinas nos hacen adaptar y nos convierten en una personalidad plana y todo se vuelve predecible. El cambio remueve el mundo emocional. Despertarás la capacidad de sorprenderte, ser curioso y tendrás afán por descubrir cosas nuevas.

  1. Incrementarás tu creatividad y tu inteligencia.

Hasta las personas más inteligentes se estancan cuando no hay estímulos. La inteligencia es como un músculo, que necesita ejercitarse para funcionar bien. La rutina apenas nos exige un uso mínimo de nuestras capacidades intelectuales y de igual forma ocurre con la creatividad. Solo las situaciones nuevas provocarán nuevas respuestas y nuevas soluciones. Salir de tu zona de confort es darle la oportunidad a tu creatividad y a tu inteligencia para que se manifiesten.

  1. Incrementara tu amor por la vida.

Todo en tu vida se tornará más interesante y te sentirás más a gusto contigo misma y poco a poco descubrirás que eres capaz de mucho más de lo que imaginabas y apreciaras aún más cada momento de tu vida.

  1. Disfrutarás más de quienes te rodean.

Tendrás mejores relaciones interpersonales con tus familiares y amigos, también mejoraras tu relación contigo misma. Te sentirás muy a gusto contigo misma y lo que haces. Vence miedos y siéntete más feliz de vivir.

  1. Experimentarás más intensamente el aquí y el ahora

Encontrarás la plenitud. Los esfuerzos, la atención y el entusiasmo se concentrarán en el momento actual y sentirás la realización personal. Salir de tu zona de confort no te deja espacio para otra cosa que no sea atender el aquí y el ahora. Necesitarás toda tu atención y todo tu empeño para afrontar toda situación que esté frente a ti.

Pareja-viendo-las-estrellas.png

 

  1. Serás independiente

Vas a incrementar tu confianza en lo que eres capaz y sentirás que no necesitas depender de los demás y los verás manera diferente, serán un complemento de lo que ya eres, ya no serán más tus bastones, ni tus refugios. Ser independiente, a la vez, afianza aún más la seguridad en lo que eres y te permitirá sentir con mayor fuerza el valor de la libertad.

“La vida comienza donde termina tu zona de confort”.

Anónimo

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: