¿Gay o metrosexual?

Las etiquetas y el comienzo del fin

 images

Ahora verse bien también es tema de hombres y son cosa del pasado esas épocas en las que el terreno de la belleza y el cuidado personal eran casi que exclusivos del género femenino y un terreno vedado para los hombres; hoy cada vez son más los hombres que olvidan sus prejuicios y se interesan por trucos de belleza, acuden a centros estéticos, se visten con propuestas seductoras, se inscriben al GYM y hasta recurren a la cirugía estética como solución a sus necesidades de belleza.

b-post4a

Sin embargo, hoy también impera una visión reduccionista que ve el cuidado personal en hombres como una práctica de la comunidad gay, cómo siempre en nuestra sociedad imperan las etiquetas; el machismo descarnado ha llegado a puntos tan absurdos como el hecho de que para ser varonil debes verte mal, oler mal y vestir mal, de lo contrario, corres el peligro de que te etiqueten como alguien que no eres. Este problema no solo resulta absurdo sino, también, peligroso dado que no solo condena a los hombres al descuido, también condena a aquellos que piensan diferente. Afortunadamente, hoy un abundante número de hombres ha decidido librarse de los prejuicios y las ataduras impuestas por una sociedad machista y ha salido a las calles en busca de productos cosméticos que les permita cuidar sus cutis, sus cabellos, sus cuerpos y todo aquello que tenga incidencia directa sobre su imagen personal.

bouncer-pointing-outside-club-bxyk98

Hasta hace un tiempo la relación de los hombres con los hábitos de belleza se reducía a afeitarse, cortarse el cabello y usar productos de aseo personal como talco, desodorante y colonias en el mejor de los casos, Hoy, el panorama ha cambiado, a las generaciones más jóvenes les gusta mimar su aspecto físico, aunque todavía les queda mucho por descubrir.

El hombre poco a poco se ha vuelto un aliado de los productos que le permiten aguantar los embates del paso del tiempo porque se han dado cuenta que no son inmunes a éste y han decidido tomar la decisión de hacer lo que sea necesario por conservar o revitalizar sus rostros, moldear sus cuerpos, pulir sus imágenes y sobre todo, darse una nueva oportunidad para lucir un buen aspecto y con esta decisión han decido comenzar a romper las etiquetas con sus propias manos esperando algún día no tener que escuchar ¿es gay o solo es metrosexual?

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: