Un líder en control

CON 20 AÑOS DE EXPERIENCIA EN EL DESARROLLO DE PRENDAS DE
CONTROL, FÁJATE SE AVENTURA A CONQUISTAR NUEVOS MERCADOS.

El nacimiento de Fájate dependió de la suerte. Sus fundadoras, Yolanda y Marlene Prada, se la jugaron toda por un billete de lotería que les permitiría comprar el primer lote de materiales para la primera producción. Después de este breve momento de incertidumbre, ningún movimiento de la compañía ha sido coincidencial y su éxito ha dependido más de un trabajo meticuloso que del azar.
La idea de incursionar en el negocio de las fajas surgió de la necesidad que encontró Yolanda, quien era instrumentadora quirúrgica, de crear prendas de compresión que fueran más cómodas y funcionales que las vendas que utilizaban los médicos. Junto con su hermana gemela, Marlene, quien era diseñadora textil, empezaron a trabajar para crear lo que más adelante sería Fájate. Las telas que utilizaron durante los primeros años tenían como objetivo principal la compresión de partes específicas del cuerpo y la protección de  las heridas causadas por las cirugías. Sin embargo, a medida que las personas trasladaron las fajas del hospital a la casa y las convirtieron e
prendas interiores esenciales para el día a día, la necesidad de un producto que fuera en igual medida funcional, cómodo y estético se hizo mayor y ellas supieron aprovecharla.

Según la temporada, la fábrica se viste de diferentes colores. Para producir todas las
referencias de las fajas especializadas, los protagonistas son el cocoa y el negro.

AMPLIO PORTAFOLIO

Gracias a la variedad de procedimientos médicos, estéticos y a los diferentes usos diarios que se le dan a las fajas, la marca ha podido desarrollar una gran cantidad de referencias que abarcan desde prendas como bodis hasta accesorios como mentoneras. Otro de sus servicios es confeccionarpedidos especiales que se ajustan a las medidas y
necesidades de quien lo demande. Han elaborado prendas desde 3XS hasta 20XL, fajas de cuerpo entero para personas que han sufrido quemaduras o cascos especiales para niños con cáncer.

MATERIALES DE PRIMERA

Gran parte del éxito que ha tenido Fájate más allá del mercado médico se debe a la calidad de los materiales con los que confeccionan sus productos. Para el
control, los textiles protagonistas son el Powernet yel elastano, que garantizan compresión sin sacrificar comodidad, ubicados en la parte exterior de la faja.
Por su parte, los forros interiores cuentan con desarrollos tecnológicos que ayudan, entre otras cosas, a cicatrizar las heridas de las cirugías, a hidratar la piel o a protegerla de los rayos UV del sol.

El secreto del éxito, revela Susana Rodríguez, diseñadora de la marca, radica en que, “además de la parte de control, nuestras prendas tienen un forro interno hecho con textiles cómodos y con desarrollos tecnológicos como hidratantes, cicatrizantes, protección solar, entre otras características”. El proceso de fabricación en el que trabajan 200 personas inicia con el corte láser de los moldes para la confección de las referencias. Una vez finalizado, se integran todos los insumos para la elaboración de las fajas en unos carritos que surten las estaciones de trabajo o módulos de cada referencia. En ellos se ubican las telas, elásticos, cargaderas, tensores y demás. Cada módulo está compuesto por varias mesas de trabajo con operarios que se encargan de una tarea específica, iniciando con las costuras y finalizando con el empacado del producto terminado. Un proceso que puede tomar cinco minutos, de principio a fin. Finalmente, la revisión de calidad se encarga de garantizar que cada cliente se lleva la mejor prenda. Gracias al auge que tiene la industria, Fájate se prepara para llevar su conocimiento al mundo de la moda impulsando su línea de vestidos de baño, ropa interior y ropa deportiva, las cuales extienden los usos de las prendas de control. De ahora en adelante, con su nueva marca Delié by Fájate, la empresa espera seguir estando en control

La especialización en las prendas de control les ha permitido desarrollar todo tipo de productos relacionados, inclusive un jabón para su cuidado.

 

EXPERTICIA EN LA PRODUCCIÓN

Cada uno de los módulos de trabajo en la línea de producción de Fájate cuenta con personal experto en su quehacer particular, soportado por un cuidadoso entrenamiento en fábrica. Esto les permite tener una cadena altamente eficiente, produciendo una prenda completa en aproximadamente cinco minutos, lo que se traduce en 2.000 piezas diarias. Cada persona es responsable de una máquina con una función, desde el corte digital, hasta el empacado y etiquetado. La revisión de calidad es el único paso manual.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: